Su forma ergonómica antitemblor permite una aplicación sin errores.  Gracias a su punta de triple aplicación crea infinitos acabados y consigue el rabillo perfecto que levanta y despierta tu mirada. Fórmula de larga duración para que dure todo el día.

Cómo se usa o aplica

Empieza dibujando el trazo desde el interior del ojo hacia el exterior. Con un simple giro de muñeca: posiciona el liner de canto para trazos finos, utiliza la superficie plana para trazos gruesos y termina utilizando la punta para el rabillo perfecto.